Narco y Ejercito

Por Lic. Eduardo Izar Robles

 

Una dura disputa se está dando entre Manuel López Obrador y sus posibles contrincantes a la Presidencia de la Republica. Resulta que López Obrador dijo que en un operativo que realizó el gobierno para abatir a un capo de la droga, en Nayarit, también resultaron victimados unos niños.

De inmediato, Margarita Zavala y Osorio Chong, salieron en defensa de las fuerzas armadas y su principal argumento fue que el peje no tenía pruebas de que hubiese niños masacrados.

La Zavala y el Osorio tratan de congratularse con el ejército justificando los hechos, afirman que de parte de los delincuentes había una agresión armada en contra de las fuerzas del orden y que los delincuentes poseían armas de grueso calibre, tan buenas o mejores que las que los de la ley portaban.

Este es un incidente más, entre los muchos, muchísimos, durante los enfrentamientos en que ha habido daños colaterales que afectaron civiles que les tocó estar presentes, por desgracia, en el momento de los hechos, “cundo te toca aunque te quites y cuando no te toca, aunque te pongas”. Esta es una máxima que circula en el mundo del crimen organizado. Ellos saben que están vivos y solo muertos salen, y prefieren vivir 5 años como rey y no cincuenta como buey, para ellos la muerte es cotidiana. Afirman que solo tienen amigos en la cárcel o en los panteones.

Pero para la población civil, que nada tiene que ver con esta guerra declarada así por Calderón, no es justo que tengan que pagar el precio, sin recibir nada a cambio, salvo una bala, y todo porque estaba en el lugar incorrecto y aun cuando se quitara ya le tocaba, ni modo.

Ya nos acostumbramos a ver el ejército en las calles, aun cuando está prohibido; pero también, ya se nos hizo familiar, cotidiano, saber que nosotros mismos o algún familiar o amigo, han sido objeto de las fuerzas del mal o las de los bad men a que alude Trump. Asaltos, sobornos, cohechos, derecho de piso, o de paso, venta de droga, piratería, productos alterados, de contrabando en fin cual quiera de las múltiples actividades que ellos realizan, de alguna manera nos afectan.

Y más cotidiano se te hace; cuando prendes la tele o el radio, asistes al cine o ver los periódicos y acudir a una librería y te enteras del contenido de las series y telenovelas, películas, notas periodísticas, libros de circulación mundial que se refieren al tema del narcotráfico: el señor de los Cielos, La reina del Sur, El Padrino, La candidata, Sin Tetas no hay Paraíso, el Patrón del Mal, etc., etc.

En el cine la tele y los libros las obras son incontables sobre el narco, los títulos y los autores son famosos como Mario Puzo, Arturo Pérez Reverte, Buscaglia, Rovello y hasta las entrevistas como las que hiciera Seann Pen y Kate del catillo al Chapo o Julio Scherer a otro conocido capo.

Por eso la discusión entre López Obrador Zavala y Osorio Chong es solo ruido político, puro oportunismo que en nada ayuda a luchar contra el crimen organizado, el cual, gana más adeptos que críticas.

Pero volvamos al punto inicial, la masacre en la balacera de Nayarit. Los medios de difusión, sobre todo la televisión proyectó constantemente la escena mediante la cual el ejército disparaba, desde un helicóptero ráfagas sobre los techos de las casas. En la escena misma se pone de manifiesto la dispersión de las balas las que al azar pegaban en diferentes lugares; y tenía lógica; pues desde un helicóptero, moviéndose en pleno vuelo y con una ametralladora de altísimo poder lanzando balas a diestra y siniestra, donde calleran, sin un blanco fijo y sin apuntar, la lógica nos indica que debieron haber sido muchas las víctimas, al igual que sucede cuando en medio de la balacera a alguien le toca la mala suerte de perecer y lo denominan victima colateral.

Por eso López Obrador, aprovechando los propios elementos que el estado le proporcionó, al difundir insistentemente las imágenes del acribillamiento y presentarlas como una hazaña y se atreve a decir que mataron a niños y obliga a quienes intervinieron en los hechos al dar una lista de caídos en la acción.

El que López Obrador afirme que mataron niños y que el ejército diga que no es una discusión de carácter bizantino, como aquellas en las que se discutía sobre cuantos ángeles caben de pie en la punta de un alfiler o que si Dios en su omnipotencia podría hacer una piedra tan pesada que ni él mismo pudiera cargar o aquella de cual fue primero si el huevo o la gallina.

Lo cierto es que niños más o niños menos lo que sobran en este país son muertos y ya se nos hizo cotidiano enterarnos de la existencia del exterminio.

Talvez ni el propio Hitler hubiese mandado tantos judíos a los hornos crematorios como mexicanos han muerto en esta estéril lucha, y eso que estamos frente a una guerra no declarada y unas garantías no suspendidas.

Mientras los políticos no dejen de apoyar a los narcotraficantes nunca va a terminar esta guerra; por eso López Obrador en su libro “2018 la salida”, decadencia y renacimiento de México dice que la lucha contra el narco se basa erradicando la corrupción que hace proliferar las bandas del crimen organizado y que permite que se escapen de los penales los capos, que se roben la gasolina, que laven dinero y todo ello con la complicidad de las autoridades. También afirma que hay que especializar a los cuerpos de seguridad y combatir con más inteligencia y menos fuerza. Sumar al ejército de la marina a un esfuerzo como conjunto bien coordinado.

Que el combate a la delincuencia no es asunto de policías y ladrones que es más bien con medidas para abatir la pobreza como se puede combatir promoviendo el empleo y la armonía familiar y no con medidas coercitivas.

Por eso López Obrador que tiene un proyecto bien definido, debe de exponerlo y no andar aprovechando coyunturas electoreras, culpando al ejercito de matar niños sin tener niños con que demostrar su aseveración.

 

ARCHIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: