La iglesia en manos de Lutero o el coyote cuidando el gallinero

                                              Por Lic. Eduardo Izar Robles

 

En el congreso, esa asamblea de vagos como lo define Leonel Serrato, grupo de inútiles como les dice Lujambio, bola de rateros como los clasifica la mayor parte de la población, tuvieron la luminosa idea de poner al diputado Oscar Bautista al frente de la comisión encargada del combate a la corrupción.

Nada más acertado pudieron hacer; pues como dice el Lic. Agustín Castillo G: si alguien conoce los intrincados caminos de la corrupción, es él, así que nadie podrá pasar por su aduana. Cierto, él sabe todos y cada uno de los múltiples modos de robar estando en el gobierno.

Él empezó su vida política cobrando sin trabajar, en una elemental y primitiva aviaduría, cuando siendo maestro en la escuela técnica pidió permiso para ser funcionario municipal o de partido, permiso, por supuesto, con goce de sueldo y era aviador de bimotor, aparato de dos plazas, pues cobraba en ambas y no hacía nada en ninguna.

Luego se percató que aquello no era negocio y buscó concesiones de servicio público y es así que ahora tiene muchos taxis, situación que le incomoda frente al tema de UBER, él y Oscar Vera tienen conflicto de intereses con el servicio de transporte de personas.

Más tarde, vio que en la promoción de candidatura había una veta inagotable de recursos y promovió candidatos a los cargos públicos y hacía proselitismo a favor de todos ellos sin importarle partido o grupo, se le acusa de haber apoyado al Pan cuando no era bien visto por el candidato del Pri.

No tardó en percatarse que había muchos vehículos irregulares, los que circulaban mediante una cartulina de la UNTRAC, organización afiliada a la CNC a la que él pertenecía y que se requería regularizarlos.

Él fue comisionado por el gobierno de Silva Nieto para la regularización, y acordaron cobrar mil pesos por carro como gastos de operación además de los impuestos aduanales y fiscales. Aplicaron este sobreprecio a cuarenta mil vehículos y los repartían entre el personal de finanzas, el encargado en cada municipio de recabar la documentación y el resto se lo asignaban a él.

Excuso decirles que no se concretó a cobrar los mil pesos convenidos, si no que pidió una cantidad mayor. En esa ocasión metieron a la cárcel a algunos encargados de recabar papeles y dinero y por parte de aquellos que no les entregaron los documentos no obstante que pagaron lo que les pidieron. Entre los que pisaron la prisión se encontraba un cuñado del contador Ugalde actual secretario de finanzas, padre de Miguel quien fuera secretario particular del contador Conde, secretario de finanzas de Toranzo.

Digo esto porque ahora, Ugalde y Bautista, no obstante lo sucedido, son aliados políticos en la búsqueda del voto en la zona media.

Agotada la regularización de vehículos busco otra fuente de recursos y empezó a tramitar apoyos federales para el campo y creó sociedades agrícolas para poder bajar los recursos a favor de ellos solicitando tractores, semillas, abonos, fertilizantes, fumigantes, etc, etc. Ello lo llevó a conocer todos los intrincados caminos de la corrupción en materia agropecuaria, donde se coluden funcionarios de agricultura, inspectores, distribuidores de maquinaria agropecuaria, distribuidores de semillas, fertilizantes y fumigantes, en fin todo aquel que tenga algo que ver con las siembras. La fuente más importante de esta manera de hacerse de recursos era el programa de Procampo, donde con cualquier escritura bajaban recursos y no sembraban la tierra. Se enteró después que había un amplio campo en el área de las obras públicas: pavimentaciones, pies de casa, techos para espacios públicos, espacios para producción pecuaria (construcción de corrales), venta de materiales: block, arena, grava, cemento, en donde ya se hablaba de porcentajes del 10, 20 y 30 por ciento sobre el valor de la obra a realizar o material a vender.

Supo de lo que vale tener un negocio que expida facturas falsas para justificar gastos en un programa que va a ser auditado por la autoridad.

No todo ha sido miel sobre hojuelas, ha tenido momentos difíciles en su trayectoria política. Se dice que llegó a Rioverde corrido de Cerritos y que al llegar aquí batallo mucho para que lo aceptara Pedro Luis Naíf Chessani, al que al final convenció para que lo aceptara; fue parte de los rabanitos de Rogelio Huerta con quien no tiene buenas relaciones, se peleó con Pedro Luis pero ahora son amigos, se le vio en el santo de Bautista muy sonriente. Se sentó frente a la casa de Fausto Izar, en la banqueta, y no se retiró hasta que este lo perdonó, convencido por su hija la que ahora se arrepiente de haber intercedido por él. Se pelea y se contenta con los políticos, él no tiene amigos, es como los gringos, tiene intereses. El que esto escribe no le habla y cuando me saluda le digo: “a mí no me andes saludando pues no le voy a contestar. Usted no es mi amigo y yo solo le hablo a mis amigos”.

Una vez un tercero lo llevó a mi mesa y me dijo: “saluda a tu paisano”. Yo le contesté: “él no es mi paisano, es de Veracruz”.

No se detiene ante nada, él hizo candidato al doctor Toranzo. Estaba en la CNC y Marcelo, gobernador del Pan, le dio dinero y le pidió que lo impulsara. Después ni Toranzo ni la doctora María Luisa lo quería pero no pudieron evitar que se colara a las diputaciones federal y local así como tampoco Carreras, que no lo quiere, pero que lo necesita para el proyecto de Ugalde.

Su mejor momento para conocer los intríngulis de la corrupción fue cuando ocupó la diputación federal, ahí se enteró del entramado de la ilegalidad, conoció secretarios de estado, directores, líderes nacionales de sectores de partido, gobernadores y secretarios del gobierno, bajó programas de todo, hizo invernaderos y se quedó con ellos, casas, adquirió camionetas, sacó a su hijo dos veces de problemas legales y justificó que quemara un billete de 500 pesos que es delito, le ofreció al director de una preparatoria un techo para una cancha a cambio que le diera el título de bachiller y el la diputación local ha cobrado dinero por juguetes, despensas, apoyos, gasolinas, comidas, bebidas, vehículos, bonos, gastos médicos, navideños, aguinaldos, cobra por la influencia que tiene en la auditoría superior del estado. Se dice, como anécdota, que llega un diputado frente a un presidente municipal y le dice: “aquí tienes dos dictámenes: uno te lleva a la cárcel y el otro a la gloria, por supuesto que todos escogen el segundo; pero no es de gratis.” La última incursión del Bautista en las grandes ligas es que capitanea el grupo de diputados que pretenden aprobar el crédito que Ricardo Gallardo va a obtener de PANAVI por la firma del contrato de las lámparas led en el que se habla de un Marcelazo: un millón por diputado para aprobar el decreto que permite el endeudamiento; por supuesto que a el bautista le toca más.

Por eso decimos que él sabe de los secretos caminos de la corrupción, tiene el ovillo de Ariadna para salir del el laberinto de ella. Nada le es ajeno en esa materia, él es el sumo pontífice de la corrupción, él debe decir quién y cómo la combata en el estado.

Él es el Lutero que viene a señalar los errores que se han cometido durante años, qué digo años, durante siglos de corrupción.

 

ARCHIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: