Trump olvida sus críticas a la OTAN y la llama ‘nuestra alianza’

El presidente estadunidense comenzó su intervención deshaciéndose en alabanzas sobre la organización, recordando su papel “fundamental” en la estabilidad después de las guerras mundiales y “acabando con el comunismo”, con un marcado cambio de rumbo respecto a sus posturas en campaña.

“La seguridad común ha sido siempre su objetivo número uno, la devoción común por la dignidad humana y la libertad de nuestros ciudadanos”, apuntó el multimillonario.

No obstante, Trump reiteró a Stoltenberg que han de equilibrarse las reglas del juego en cuanto a los aportes financieros al grupo, algo que el mandatario ya ha abordado con otras potencias, como Alemania, en la reciente visita de su canciller, Angela Merkel, a Washington.

En ese sentido, Trump insistió hoy en que los miembros deben “pagar su parte justa”, y subrayó que eso no solo hará que los países de la alianza estén más seguros, sino que además la OTAN “será más efectiva”.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, también sacó el asunto a colación en la reunión de los miembros de la alianza celebrada el mes pasado en Bruselas, por lo que Trump está delineando una nueva postura para equilibrar las aportaciones en materia de seguridad transnacional.

En ese sentido, Stoltenberg advirtió que en 2016, “por primera después de mucho tiempo”, algunos de los países miembros incrementaron su inversión en defensa, y subrayó el importante papel de las naciones europeas en las labores de entrenamiento de las fuerzas locales en la lucha antiterrorista en países como Afganistán.

“El mensaje claro y directo del presidente Trump ha ayudado, y vemos cómo los países están comenzando a trabajar en la dirección adecuada”, dijo el secretario general de la OTAN.

Precisamente, la cumbre de líderes de la alianza de finales del próximo mayo en Bruselas será el primer viaje internacional de Trump y su presentación oficial fuera de EU, tras acceder al poder en enero pasado.

Cada país de la OTAN se ha comprometido a gastar el dos por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en su propia defensa para 2024.

Ahora mismo, son pocos los miembros de la organización que cumplen ese objetivo, mientras que el gasto en defensa de Estados Unidos representa algo más del tres por ciento de su PIB y Alemania, por ejemplo, gasta solo alrededor del 1.2 por ciento.

No obstante, Stoltenberg también alertó en los últimos meses sobre la visión de la organización, y aseguró que se necesitan “muchas herramientas diferentes para estabilizar” Occidente, apuntando que es una cuestión de seguridad, pero también de desarrollo.

El presupuesto planteado por Trump para el próximo año fiscal aumentaría el gasto militar de Estados Unidos un 10 por ciento, al mismo tiempo que realiza profundos recortes en materia de desarrollo y ayuda externa a países con bajos recursos.

Del mismo modo, el presidente quiere reducir a la mitad el número de refugiados que Estados Unidos recibe y ha criticado a Merkel por la actitud aperturista de Alemania para la acogida de refugiados sirios.

 

ARCHIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: