GATOPARDO

Por: Lic. Eduardo Izar Robles

Se necesitó que los Vallenses impidieran a los Diputados que sesionaran en el Auditorio de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí campus Huasteca, para que el Gobierno prendiera las luces de alerta y buscara resolver el conflicto que se dio, a raíz de que el Diputado Enrique Flores y el Presidente de Ébano Crispín Ordaz, se descararan y destaparan la cloaca de la corrupción; si los potosinos hubieran impedido que se realizara la sesión del Congreso en esta ciudad de San Luis Potosí, se habría dado la ingobernabilidad y entonces el riesgo le alcanzaría a todo los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Nosotros hemos sido testigos de que en el Congreso de la Unión no dejaron de trabajar e inventaron formas artificiales, para evitar casos mayores.  Por ejemplo se proponen que el Presidente no rinda el informe, Entonces idean que lo haga y entregue por escrito y realice su acto en el patio del Palacio Nacional, que lo lleve o lo mande; pero sin comprometerse y que las instituciones sigan funcionando.

En Ciudad Valles se les dificultó, porque era en el auditorio de la Universidad y por respeto a la Autonomía no usaron la fuerza pública, ni usaron de guardias o policías a los burócratas. Pero aquí en San Luis en el Salón de Plenos del Congreso, sí podían poner en practica cualquier estrategia y usaron vallas, policías, rellenaron las gradas con su personal y solo los dejaron pasar una vez que no había lugar para los protestantes.

Aunque, quienes protestaban ya solo lo hicieron de forma simulada, pues los habían “arreglado” antes, negociaron con todo mundo. No iban a exponerse a que reventaran la sesión y los acusaran de ingobernabilidad y pidieran la desaparición de los poderes, Todos van en el mismo barco y si quieren llegar al puerto deben remar en sincronía y arduamente, sino lo hacen así, naufragarán, por ello, para no perder mejor se arreglaron.

Lo primero que hicieron fue buscar voluntarios, que se sacrificaran por el bien de todos, los más visibles eran Oscar Bautista, Guadalupe Torres, Enrique Flores y Manuel Barrera, los tres primeros, de manera abnegada, pidieron licencia deben haber puesto como condición seguir cobrando y con toda seguridad les aceptaron su petición, es vergüenza ser corrido; pero más vergonzoso es, no recibir pago alguno.  Barrera se resistió pues tiene mucha concha, es decir, aguanta lo que le digan. Se defiende y culpa a Pablo Valladares de su desgracia pero no se atreve a mencionarlo por su nombre, guarda la esperanza de que haya un arreglo más adelante y que las cosas sigan igual ya que debe proteger a su esposa y cuidar sus bienes, su fortuna es cuantiosa y no la va a exponer, tiene el apoyo de Cándido Ochoa y del grupo parlamentario del Partido Verde en el Congreso, tiene un as escondido: piden la separación del Gobernador y este no quiere escándalos, ya le jalaron la rienda del centro y el país no aguanta más escándalos con las elecciones que están a la vuelta de la esquina.

Las cámaras presionan, quieren sacar raja, quieren poner al Fiscal Anti corrupción y se presume que ya lo lograron, se habla de un Lic. Matilde que fue Magistrado y que no repitió porque le faltaron méritos; pero eso no importa aunque no dé el perfil hay que colocarlo, es de los nuestros. Los grupos de presión, ya no presionan como en Valles, a nadie le conviene el cambio, con lo que hay, estamos a gusto, se entienden bien con ellos, son sus aliados, algunos tienen enemigos señalados y necesitan al gobierno de aliado Gallardo es irreconcilialiable, trae su propio proyecto y ellos no caben en él. La revolución o el cambio genera expectativas impredecibles, como están las cosas están bien. “Que todo cambie, para que todo siga igual” decía Lampedusa en el Gatopardo.

Los aparentemente sacrificados no se van a morir, pueden ser mas tarde reivindicados, van a seguir ganando y lo que se robaron ya es suyo y nadie se los va a tocar, salvo que se rebelen y cambien de actitud. “Lo caído caído”.

Ya nadie va a protestar quedaron contentos con el plan de cinco puntos algunos intrascendentes; pero no hablan de cárcel, ni de afectación de los bienes obtenidos ilegalmente.

Fue una solución muy civilizada, todos contentos, cada quien en su casa y Dios en la de todos.

Tapaos los unos a los otros, van a renunciar al fuero; pero eso es una vacilada en este país, con fuero o sin él nadie ha ido a la cárcel; pues después de terminar el encargo ya no lo tienen y el delito no ha prescrito.

Los únicos que pidieron algo sensato fueron unos ilusos de Rioverde que pedían revocación de mandato y ciudadanización de la Auditoria Superior del Estado y decían que 3 o 4 licencias no bastaban, querían que todos renunciaran; pero ellos no estaban en el juego de la “alta política” no conocen al Secretario de Gobernación, ni a los operadores, ni al Caco García, en fin a nadie y creen que están en una lucha limpia, de buena fe y pensando en el progreso del Estado.

Cuando el Padre Montejano le reclamaba al Obispo en turno el trato que le daba Gonzalo N. Santos y su esposa con la cual no estaba casado por la iglesia, el Obispo le decía es que tú no sabes de la “alta política”.

Nosotros tampoco sabemos de la “ALTA POLITICA”

La realidad es que los diputados que pidieron licencia tal vez sigan cobrando, por lo pronto les van adelantar el aguinaldo de este año, $176,000.00 aproximadamente, casi el salario de diez años de un trabajador de salario minino y tal vez quieran regresar.   Barrera va cambiar su estabilidad por la del gobernador, si tú no te metes conmigo, el partido verde no pedirá que te remuevan en el cargo de gobernador; los demás seguirán igual y Oscar Vera en un apasionado mensaje democrático hablará de sus virtudes como diputado, se dolerá del trato que le están dando porque lo considera injusto.

Este es el panorama que nos espera: un horizonte de paz y tranquilidad.