¡LÁSTIMA MARGARITA!

 

POR: LIC. EDUARDO IZAR ROBLES

Lástima Margarita, tan bien que ibas, ya habías superado, en parte, la repulsión que el borracho de tu marido provocaba, ya solo Andrés Manuel te decía; “La Señora Calderón”, te veías hasta bonita, con tu sonrisa, amable, tu pelo bien planchado y brillante, la tela de tus vestidos y el diseño habían mejorado por el arte de algún modisto de fama, ya habías dejado atrás la imagen de señorita de antes, de catequista que prepara niños para la primera comunión, hasta te atrevías a faltarle el respeto a alguien y hacer algún reclamo; mucha gente te veían con simpatía por tus antecedentes panistas desde chiquita, más cerca de Gómez Morín que de los bandidos de tu partido. Tu si eras cristiana, que no católica panista, de esos que dicen orinan agua bendita, te comportabas en la calle igual que en el templo, no eras hipócrita, muy santurrona en la iglesia y farisea en la calle, no te escudabas tras el escapulario, hasta te olvidaste del rebozo y que bueno que lo hiciste. Porque el pueblo pensaba que era mera pose, toda vez que era de seda y no de artícela o de hilo como los que usa la gente humilde.

Pero no, no te aguantaste, caíste en las provocaciones del pelón, cabeza de cerillo, de Ricardo Canaya de Ricardo Gandaya, que te traicionó con una mujer más atrevida que tú, más audaz, recuerda que se retrató en bikini para hacer un calendario, cosa que tú no harías, tú no enseñas ni el tobillo, no podías competir con esa lagartona descarada, tu moral no te lo permite.

Otra vez el mal venció al bien; ya lo decía Gonzalo Santos, la moral, en política, es un árbol que da moras, ahora el que dice “haiga sido como haiga sido” es Canaya/Gandaya y a ti solo te queda aguantar con dignidad la injusticia; tal vez lo mejor hubiera sido que aceptaras con caridad cristiana la mala jugada que te hicieron y perdonaras a los infieles que te ofendieron, poniendo la otra mejilla; pero te ganó el orgullo y tu condición de mujer abnegada y esposa sumisa, pues una cosa es que el borracho de tu marido te engañe, a que el Canaya/Gandaya te ponga cuernos políticos, ya con Calderón pusiste la otra mejilla cuando lo toleraste y no lo dejaste; pero el Señor no dijo qué hacer cuando te golpearan por segunda vez y por eso reaccionaste como lo haríamos los seres vengativos que clamamos revancha frente a cualquier ofensa.

Hiciste bien, reaccionando a la mexicana, “mía o de la tumba fría”, si no me dan la candidatura, tampoco él logrará obtener la Presidencia, que se pudra; pero madura no se la habrá de comer y es por eso que después de hablar, supongo yo, con tu marido, con Fox, con Salinas, con peña Nieto, te aconsejaron que te lanzaras como independiente y sirve, que de paso, le das una lección a López Obrador, marido de Beatriz y viudo de Rocio, también a Canaya/Gandaya, para que vean que no la tienen fácil.

Lo que pienso que más te dolió, fue dejar tu querido PAN, el partido de toda tu vida; pero no te preocupes, ese partido ya no es aquel al cual te afiliaste desde niña, no, ya se había convertido en una cueva de ladrones, oportunistas, burócratas, corporativistas, políticos, empresarios insensibles, incapaces de gobernar bien, elitistas, aristocratizantes y ávidos de dinero.

Al final te vas a salir con la tuya: ser candidata a la Presidencia de la República, tu nombre aparecerá en la boleta electoral, aunque sea como independiente, pero podrás hacer campaña y desde ahí vas a tener oportunidad de hablar mal de Canaya/Gandaya y el Peje.    Solo te pido que no te expreses bien del candidato del PRI, para que no piensen que eres palera; por lo pronto ya empezaste, defendiste a tu marido: dijiste que había hecho bien con su guerrita. Necesitas criticar al PRI, aunque sea levemente, te recomiendo que no seas muy dura con Ochoa Reza ya vez que ellos te apoyaron en la Cámara de Diputados, hasta Fabiolita, nuestra Diputada Federal, levantó pancartas en contra de Ricardo Canaya/Gandaya, como que se meten en lo que no les importa; pero de que sea el Peje y seas tú quien les gane, mejor tú y no te apures si por algún extraño milagro llegara a ganar el PRI te lo van a agradecer. Pues gracias a tu decisión van a pensar que algo tuviste que ver con el triunfo y ya ves, ustedes los panistas y los priistas se han llevado muy bien, tanto que los han bautizado como PRIAN y no te olvides que Fox fue tapadera de Zedillo y Peña Nieto lo fue de tu marido y si tu llegas, en compensación, le taparás a Peña Nieto ya que amor con amor se paga y tú diles que lo que México necesita es unidad, sobre todo en estos tiempos de crisis: “México es primero”; Acuérdate que cuando Barak Obama le ganó la candidatura a la Presidencia de Estados Unidos a Hilary Clinton, este le pidió que no declinara y le ofreció una secretaría de estado, cosa que debió haber hecho contigo el Canaya/Gandaya, pero que debe haberlo hecho Peña Nieto, eso te da una oportunidad para el futuro.

Se dice que te calentaron la cabeza y por eso renunciaste al PAN, aunque todos sabemos que eres una mujer fría, que no frígida, que meditas las cosas, no te apasionas ni te encolerizas, que tu carrera política da testimonio de lo razonable que has sido y que por ello, piensan que alguien o algunos influyeron para que asumieras la candidatura independiente. Pues resulta contradictoria con tu personalidad; pues no puede ser independiente quien ha militado en el PAN desde chiquita, además de que eres cortés y educada y los independientes deben ser agresivos, provocadores y tú pronuncias, casi siempre, frases amables, discursos constructivos, con lenguaje correcto y los independientes deben ser retadores, vulgares, mal hablados, levanta falsos, calumniadores, denunciantes. Se dice que no podrás criticar al gobierno priista; porque lo primero que te dirán es: “¿Por qué no dijiste eso cuando tu marido estaba en el poder?”; “¿Por qué protegiste a tu prima de Sonora por la muerte de los niños de la guardería del IMSS?”, “¿Qué pasó con los muertos y desaparecidos de la guerra que declaró tu esposo?”.

Si no, acuérdate ahora que andabas formando los grupos de apoyo a tu precandidatura dentro del PAN, ¿Cuándo condenase al gobierno en turno?, ¿Cuándo expresaste un exabrupto irrespetuoso?, no, lo tuyo es construir, no destruir, que todo cambie para que todo siga igual.

Pero ya le entraste y ahora te aguantas van a empezar a atacarte, se les va a olvidar la expresión aquella que dice que a una dama no se le toca ni con el pétalo de una rosa; pero como la política es el arte de lavarse las manos con agua sucia ya empezaron los ataques en tu contra.  Ya Ernesto Ruffo te perdió el respeto, te comparó con la pus que se almacena en los abscesos y que brota cuando la aprietas, tu marido te defendió y le dijo a Ruffo que era un grosero, patán con lenguaje de carretonero, pero el menos indicado para defenderte es él, por aquello de que dicen que no tiene calidad moral (aunque la verdad es la verdad, dígala quien la diga) yo no he podido entender eso de la calidad moral.

Tu marido te va a ayudar y se va a ayudar él, por lo pronto en el Senado ya hicieron su teatro los afines a él, Peña Nieto se la debe por partida doble, las dos veces a costa de Josefina Vázquez Mota, primero le hizo el vacío en la elección presidencial y luego en la del Estado de México, donde la mandaron al tercer lugar, eso le permitirá cobrar facturas o hacer alianzas y tú serás la beneficiada, tal vez, si pierdes, te ofrezcan una secretaria de estado al igual que a Rosario Robles, así dirán que están haciendo un gobierno plural e incluyente.

Tienes la oportunidad de declinar días antes de la elección para inclinar la balanza en favor del candidato del PRI, te lo van a agradecer, te lo digo con toda la sinceridad y mucha pena: no creo que vayas a ganar, con puro respeto no se puede obtener el triunfo, tu eres respetable pero ¿qué tal tu marido? Y ahora tu hermana que tampoco goza de mucho crédito, ya se sumó a tu causa, los panista que encabezan Cordero y Lozano y mi paisano Octavio Pedroza no te suman muchos votos y a lo mejor más tarde recapacitan y les gana la institucionalidad y el amor a su partido.

Tú siempre has sido correcta y de discursos muy propios, pero no recuerdo que hayas pronunciado alguna frase memorable, a algo que te permita pasar a la historia, que te recuerden por ello ni tampoco has encabezado alguna causa ni has hecho hazaña política alguna, ni defendido víctimas de la injusticia tampoco has protegido a ningún desamparado, tu gran valor es que eres una abnegada esposa a la mexicana que soporta y tolera un marido borracho y con todas seguridad hasta infiel y eso te va hacer que pagues los platos rotos y Felipe Calderón rompió toda la vajilla.

Cuenta con mi simpatía pero no te ofrezco mi voto, sobre todo porque no va ser un voto útil, el único voto útil será aquel que impida que gane el PRI y se consolide el movimiento Atlacomulco que orquesta Enrique Peña Nieto. No vaya a ser que nos pase lo que pasó en el Estado de México

¡Lástima Margarita! Ibas bien, pero uno pone y Dios dispone.

¡LÁSTIMA MARGARITA!

 

POR: LIC. EDUARDO IZAR ROBLES

Lástima Margarita, tan bien que ibas, ya habías superado, en parte, la repulsión que el borracho de tu marido provocaba, ya solo Andrés Manuel te decía; “La Señora Calderón”, te veías hasta bonita, con tu sonrisa, amable, tu pelo bien planchado y brillante, la tela de tus vestidos y el diseño habían mejorado por el arte de algún modisto de fama, ya habías dejado atrás la imagen de señorita de antes, de catequista que prepara niños para la primera comunión, hasta te atrevías a faltarle el respeto a alguien y hacer algún reclamo; mucha gente te veían con simpatía por tus antecedentes panistas desde chiquita, más cerca de Gómez Morín que de los bandidos de tu partido. Tu si eras cristiana, que no católica panista, de esos que dicen orinan agua bendita, te comportabas en la calle igual que en el templo, no eras hipócrita, muy santurrona en la iglesia y farisea en la calle, no te escudabas tras el escapulario, hasta te olvidaste del rebozo y que bueno que lo hiciste. Porque el pueblo pensaba que era mera pose, toda vez que era de seda y no de artícela o de hilo como los que usa la gente humilde.

Pero no, no te aguantaste, caíste en las provocaciones del pelón, cabeza de cerillo, de Ricardo Canaya de Ricardo Gandaya, que te traicionó con una mujer más atrevida que tú, más audaz, recuerda que se retrató en bikini para hacer un calendario, cosa que tú no harías, tú no enseñas ni el tobillo, no podías competir con esa lagartona descarada, tu moral no te lo permite.

Otra vez el mal venció al bien; ya lo decía Gonzalo Santos, la moral, en política, es un árbol que da moras, ahora el que dice “haiga sido como haiga sido” es Canaya/Gandaya y a ti solo te queda aguantar con dignidad la injusticia; tal vez lo mejor hubiera sido que aceptaras con caridad cristiana la mala jugada que te hicieron y perdonaras a los infieles que te ofendieron, poniendo la otra mejilla; pero te ganó el orgullo y tu condición de mujer abnegada y esposa sumisa, pues una cosa es que el borracho de tu marido te engañe, a que el Canaya/Gandaya te ponga cuernos políticos, ya con Calderón pusiste la otra mejilla cuando lo toleraste y no lo dejaste; pero el Señor no dijo qué hacer cuando te golpearan por segunda vez y por eso reaccionaste como lo haríamos los seres vengativos que clamamos revancha frente a cualquier ofensa.

Hiciste bien, reaccionando a la mexicana, “mía o de la tumba fría”, si no me dan la candidatura, tampoco él logrará obtener la Presidencia, que se pudra; pero madura no se la habrá de comer y es por eso que después de hablar, supongo yo, con tu marido, con Fox, con Salinas, con peña Nieto, te aconsejaron que te lanzaras como independiente y sirve, que de paso, le das una lección a López Obrador, marido de Beatriz y viudo de Rocio, también a Canaya/Gandaya, para que vean que no la tienen fácil.

Lo que pienso que más te dolió, fue dejar tu querido PAN, el partido de toda tu vida; pero no te preocupes, ese partido ya no es aquel al cual te afiliaste desde niña, no, ya se había convertido en una cueva de ladrones, oportunistas, burócratas, corporativistas, políticos, empresarios insensibles, incapaces de gobernar bien, elitistas, aristocratizantes y ávidos de dinero.

Al final te vas a salir con la tuya: ser candidata a la Presidencia de la República, tu nombre aparecerá en la boleta electoral, aunque sea como independiente, pero podrás hacer campaña y desde ahí vas a tener oportunidad de hablar mal de Canaya/Gandaya y el Peje.    Solo te pido que no te expreses bien del candidato del PRI, para que no piensen que eres palera; por lo pronto ya empezaste, defendiste a tu marido: dijiste que había hecho bien con su guerrita. Necesitas criticar al PRI, aunque sea levemente, te recomiendo que no seas muy dura con Ochoa Reza ya vez que ellos te apoyaron en la Cámara de Diputados, hasta Fabiolita, nuestra Diputada Federal, levantó pancartas en contra de Ricardo Canaya/Gandaya, como que se meten en lo que no les importa; pero de que sea el Peje y seas tú quien les gane, mejor tú y no te apures si por algún extraño milagro llegara a ganar el PRI te lo van a agradecer. Pues gracias a tu decisión van a pensar que algo tuviste que ver con el triunfo y ya ves, ustedes los panistas y los priistas se han llevado muy bien, tanto que los han bautizado como PRIAN y no te olvides que Fox fue tapadera de Zedillo y Peña Nieto lo fue de tu marido y si tu llegas, en compensación, le taparás a Peña Nieto ya que amor con amor se paga y tú diles que lo que México necesita es unidad, sobre todo en estos tiempos de crisis: “México es primero”; Acuérdate que cuando Barak Obama le ganó la candidatura a la Presidencia de Estados Unidos a Hilary Clinton, este le pidió que no declinara y le ofreció una secretaría de estado, cosa que debió haber hecho contigo el Canaya/Gandaya, pero que debe haberlo hecho Peña Nieto, eso te da una oportunidad para el futuro.

Se dice que te calentaron la cabeza y por eso renunciaste al PAN, aunque todos sabemos que eres una mujer fría, que no frígida, que meditas las cosas, no te apasionas ni te encolerizas, que tu carrera política da testimonio de lo razonable que has sido y que por ello, piensan que alguien o algunos influyeron para que asumieras la candidatura independiente. Pues resulta contradictoria con tu personalidad; pues no puede ser independiente quien ha militado en el PAN desde chiquita, además de que eres cortés y educada y los independientes deben ser agresivos, provocadores y tú pronuncias, casi siempre, frases amables, discursos constructivos, con lenguaje correcto y los independientes deben ser retadores, vulgares, mal hablados, levanta falsos, calumniadores, denunciantes. Se dice que no podrás criticar al gobierno priista; porque lo primero que te dirán es: “¿Por qué no dijiste eso cuando tu marido estaba en el poder?”; “¿Por qué protegiste a tu prima de Sonora por la muerte de los niños de la guardería del IMSS?”, “¿Qué pasó con los muertos y desaparecidos de la guerra que declaró tu esposo?”.

Si no, acuérdate ahora que andabas formando los grupos de apoyo a tu precandidatura dentro del PAN, ¿Cuándo condenase al gobierno en turno?, ¿Cuándo expresaste un exabrupto irrespetuoso?, no, lo tuyo es construir, no destruir, que todo cambie para que todo siga igual.

Pero ya le entraste y ahora te aguantas van a empezar a atacarte, se les va a olvidar la expresión aquella que dice que a una dama no se le toca ni con el pétalo de una rosa; pero como la política es el arte de lavarse las manos con agua sucia ya empezaron los ataques en tu contra.  Ya Ernesto Ruffo te perdió el respeto, te comparó con la pus que se almacena en los abscesos y que brota cuando la aprietas, tu marido te defendió y le dijo a Ruffo que era un grosero, patán con lenguaje de carretonero, pero el menos indicado para defenderte es él, por aquello de que dicen que no tiene calidad moral (aunque la verdad es la verdad, dígala quien la diga) yo no he podido entender eso de la calidad moral.

Tu marido te va a ayudar y se va a ayudar él, por lo pronto en el Senado ya hicieron su teatro los afines a él, Peña Nieto se la debe por partida doble, las dos veces a costa de Josefina Vázquez Mota, primero le hizo el vacío en la elección presidencial y luego en la del Estado de México, donde la mandaron al tercer lugar, eso le permitirá cobrar facturas o hacer alianzas y tú serás la beneficiada, tal vez, si pierdes, te ofrezcan una secretaria de estado al igual que a Rosario Robles, así dirán que están haciendo un gobierno plural e incluyente.

Tienes la oportunidad de declinar días antes de la elección para inclinar la balanza en favor del candidato del PRI, te lo van a agradecer, te lo digo con toda la sinceridad y mucha pena: no creo que vayas a ganar, con puro respeto no se puede obtener el triunfo, tu eres respetable pero ¿qué tal tu marido? Y ahora tu hermana que tampoco goza de mucho crédito, ya se sumó a tu causa, los panista que encabezan Cordero y Lozano y mi paisano Octavio Pedroza no te suman muchos votos y a lo mejor más tarde recapacitan y les gana la institucionalidad y el amor a su partido.

Tú siempre has sido correcta y de discursos muy propios, pero no recuerdo que hayas pronunciado alguna frase memorable, a algo que te permita pasar a la historia, que te recuerden por ello ni tampoco has encabezado alguna causa ni has hecho hazaña política alguna, ni defendido víctimas de la injusticia tampoco has protegido a ningún desamparado, tu gran valor es que eres una abnegada esposa a la mexicana que soporta y tolera un marido borracho y con todas seguridad hasta infiel y eso te va hacer que pagues los platos rotos y Felipe Calderón rompió toda la vajilla.

Cuenta con mi simpatía pero no te ofrezco mi voto, sobre todo porque no va ser un voto útil, el único voto útil será aquel que impida que gane el PRI y se consolide el movimiento Atlacomulco que orquesta Enrique Peña Nieto. No vaya a ser que nos pase lo que pasó en el Estado de México

¡Lástima Margarita! Ibas bien, pero uno pone y Dios dispone.

DERECHO DE RÉPLICA

POR LIC. EDUARDO IZAR ROBLES

 

A Rosa Ma. Huerta Valdez, sedicente Representante del Gobierno del Estado en la Zona Media, le preguntó, una alumna de la Universidad Justo Sierra, ¿ QUE NOMBRAMIENTO TENIA?, ¿CUÁLES ERAN SUS FUNCIONES?, ¿CUÁLES ERAN LOS TRABAJOS EJECUTADOS?, ¿QUÉ ESTUDIS TENIA? Y yo supongo que alguna información de carácter administrativo. Esto, creemos que lo hizo la alumna de esa escuela al igual que los demás compañeros de salón y se lo hicieron a los funcionarios del Gobierno del Estado, como un ejercicio pedagógico que tenía por objeto enseñarles cómo se hace uso del derecho al información y en caso de que se niegue, de qué manera se promueve un juicio ante la CEGAIP o un Amparo ante un Juez de Distrito. La bachiller Rosa María Huerta contestó que era Coordinadora General de apoyo administrativo en la zona media, no representante del Gobierno del Estado, que cubría eventos a los cuales no podía asistir el Gobernador, que vigilaba a los Delegados Estatales, que atendió doce giras de trabajo con el gobernador, estén clara contradicción a lo afirmado anteriormente, pues decía que cubría eventos especiales a los que no podía acudir al gobernador. Dijo ganar casi $ 30, 000.00 Treinta Mil Pesos 00/100 M.N. de los cuales le quedaban $ 19, 210,00 después de impuestos, AFIRMÓ HABER INCLUIDO EL BACHILLERATO Y ESTAR ESTUDIANDO LA LICENCIATURA EN TRABAJO SOCIAL, remitió a la solicitante a la Oficialía Mayor para datos adicionales y dijo que no tenía horario ni de entrada ni de salida, por lo variable de las funciones que desempeñaba.

Nosotros publicamos un Dicesequesedice en la que afirmábamos es que no sabíamos en qué universidad o institución se impartía la carrera de trabajo social, que tampoco sabíamos cuál era el horario o si se podía hacer por correo y que de ser así, iba a resultar una carrera patito.

Ello fue suficiente para provocar su enojo y subió a las redes el siguiente mensaje, que nosotros producimos como derecho de réplica :

portada carpeta roja.jpg